Tú puedes. Nosotros podemos.

Pensé que quizás valdría la pena compartir un poco de mi historia, a pesar de ser un tema bastante personal, porque sentí la necesidad de clarificar el motivo de ofrecer becas para las clases de coreano. El siguiente es un fragmento de un ensayo que escribí al terminar la prepa para solicitar una beca.

* * * * * * * * *
“Otra vez se cortó la luz en mi departamento. No la pagamos a tiempo de nuevo. Las velas encendidas en cada rincón y esquina emiten luz macilenta en la oscura y fría sala. Debajo de las candelas, mi hermana y yo hacemos nuestro esfuerzo para terminar la tarea pero nos distrae el vacío en el estómago. “Por qué aún no habrán llegado?” 7:30 p.m. Ya es la hora de que lleguen mis padres de su trabajo… Como si se hubiera llenado por sí solo, sigo abriendo y cerrando en vano la puerta del refrigerador vacío que ya había checado justo hace unos minutos. Levanto el teléfono para preguntarles a mis padres por dónde están, sólo para darme cuenta de nuevo que tampoco hemos podido pagar el teléfono. […]
Esa noche en la que resplandecía la luna más que otros días, al ver el fuego de las velas que brillaban tranquilamente pero con firmeza, de pronto sentí un oleaje de gratitud. Después de todo, la pobreza que me seguía los últimos años como una sombra en sí era otra oportunidad para mí. La pobreza me permitió darme cuenta del valor de todas las cosas que ya tengo y empatizar con otras personas de escasos recursos. Sobre todo, la pobreza me inspiró a seguir adelante cada vez que me encontraba a punto de desmoronarme. Y ahora, por fin he pasado el umbral de la prestigiosa Liga Ivy que tanto anhelaba. He recibido una beca completa de la universidad pero aún no hemos pagado seis meses de colegiatura de la preparatoria y además cuatro meses de renta del departamento en el que estamos viviendo ahora. Sin embargo, la sinceridad mueve montañas. Si me enfrento a esta crisis con firmeza, sé que podré superar las dificultades. Así que hoy también sigo avanzando a paso firme.”
* * * * * * * * * * * *

A pesar de la beca completa de la universidad y otras becas externas que pude recibir, después de terminar el segundo semestre, me tuve que dar de baja temporal durante tres años y medio para ser el sostén de mi familia. En fin, me tardé casi 8 años para terminar mi licenciatura.

Parece que se les hace algo clasista a algunos, el hecho de que solo puedan aplicar los estudiantes de prepa y universidad para las becas que estoy ofreciendo. Me gustaría dejar claro que mi intención no es, para nada, excluir a la gente más necesitada. Al contrario, lo que deseo hacer es alentar a los más marginados de la sociedad a que persigan su desarrollo profesional a través de la educación superior. El hecho de que tu familia no cuente con suficientes recursos, no significa que tengas que abandonar tu desarrollo profesional. Aunque tengas familia que sostener, jamás hay que dejar de aprender. Aunque no tengas ni un centavo, nunca tienes que darte por vencido.

La sociedad en la que vivimos hoy en día es injusta en muchos sentidos. Sin embargo, hay herramientas disponibles para superar la injusticia. Entre ellas, la educación es una de las maneras más efectivas para romper el ciclo vicioso de pobreza ya que sirve como una escalera para lograr un acenso social. Las instituciones de educación superior son donde florece el conocimiento acumulado del ser humano. Cualquier profesión, ya sea artista o deportista, puede beneficiarse de la educación superior para obtener más conocimiento sólido de su ámbito, y así lograr éxito como un profesionista. Un músico puede estudiar composición. Un actor puede estudiar actuación. Un deportista puede estudiar educación física.

Me gustaría compartir un ejemplo inspirador. “Andrés Henestrosa (1906-2008) fue escritor, político, historiador y periodista mexicano. A los 15 años de edad se trasladó de Oaxaca a la Ciudad de México en busca de José Vasconcelos, entonces secretario de Educación Pública durante la presidencia de Álvaro Obregón, para pedirle una beca –asistido por un intérprete (sólo hablaba lenguas indígenas) que le traduce del zapoteco al español-. Su petición fue concedida por lo que estudió durante un año en la Escuela Normal de Maestros, ahí tuvo la oportunidad de aprender y dominar el español. En 1924 se incorporó a la Escuela Nacional Preparatoria en la que se graduó de Bachiller en Ciencias y Artes. Fue alumno de la Facultad de Filosofía y Letras, de la Universidad Nacional Autónoma de México.”

Toca todas las puertas que puedas encontrar. Aplica a universidades públicas que son virtualmente gratuitas. Aplica a universidades privadas que ofrecen becas. Aplica a universidades extranjeras. Las mejores universidades de EUA como Stanford, Harvard y la Universidad de Pensilvania ofrecen becas completas a estudiantes extranjeros. Trabaja y ahorra dinero para financiar tu educación. Si se te acaban tus ahorros, date de baja y ahorra más hasta que puedas regresar a la escuela. Escribe cartas a los empresarios de grandes empresas que te patrocinen. Explica tu situación. Transmite lo que sueñas. Muéstrales tu esfuerzo y diligencia. Aunque parezcan escasas las oportunidades, si sigues dando lo mejor de ti, algún día encontrarás una puerta que finalmente se abra enfrente de ti.

Es mi deseo que las becas que ofrezco, aunque no son de una gran cantidad, sean un testimonio de que el sueño se puede volver realidad para todos aquellos que abran los ojos y realicen su mejor esfuerzo ante cualquier adversidad. ¿Te parece injusta la sociedad? Estoy totalmente de acuerdo. Así que cambiémosla nosotros mismos. Tú puedes. Nosotros podemos.

Anuncios

Un comentario en “Tú puedes. Nosotros podemos.

  1. Hola, es impresionante la experiencia que compartes, pienso que varias personas sufrimos en algún momento mientras estudiamos o queremos seguir haciéndolo. Es motivador leerte, espero que esas becas terminen en buenas manos y se aproveche esta oportunidad que brindas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s